Blog

HomeDesarrollo PersonalCómo crear un Plan de Acción para conseguir un objetivo e implementarlo
Propósitos Enero Año Nuevo

Cómo crear un Plan de Acción para conseguir un objetivo e implementarlo

Se acerca el nuevo año, y es un buen momento para evaluar nuestro progreso en el último año, y re-evaluar nuestros objetivos y metas para el siguiente. Esto es algo que para mí es importantísimo. Lo hago todos los años y realmente es una forma fantástica de avanzar en nuestra vida. Yo soy una persona de acción, no me gusta estar parada ni estancada y raramente lo estoy. Pero es verdad que a veces no tengo muy claro cuáles deben ser mis siguientes pasos y ocasionalmente me encuentro un poco perdida.

Es por eso que este año he leído varios libros sobre éste tema, y gracias a ellos he conseguido plasmar sobre papel un paso a paso para crear un plan de acción e implementarlo en mi día a día.

Antes de nada he de decirte una cosa. El ingrediente más importante para conseguir un objetivo es la determinación. Si ese objetivo solamente “te apetece” conseguirlo, te digo desde ya, que es muy difícil que lo alcances. Es imprescindible que estés convencido y motivado para conseguirlo. Todo lo demás te explicaré cómo hacerlo paso a paso, pero tú serás el/la que tiene que poner la determinación.

Lo primero que vas a necesitar es una agenda o un cuaderno. Yo te recomiendo utilizar una agenda, ya que es mucho más fácil organizar así los plazos que te vas a marcar, ¡pero tú decides! Nuestras agendas están diseñadas específicamente para centrarte en conseguir tus metas, incluyendo planificación anual, mensual, semanal y diaria, entre muchas otras cosas. Puedes ver todas las agendas aquí.

La gasolina que te motivará para conseguir los objetivos que te propongas, son tus porqués.

Lo siguiente que vas a necesitar es un poco de tiempo para ti. Tienes que estar solo/a y tienes que poder estar un buen rato sin interrupciones, a ser posible. Es importante, puesto que el siguiente factor determinante para conseguir tus objetivos es la claridad. Tienes que tener muy claro cuáles son tus objetivos y porqué quieres conseguirlos, y para ello vas a tener que pensar largo y tendido.

Te contaré un secreto… en realidad la gasolina que te motivará para conseguir los objetivos que te propongas, son tus porqués. El porqué quieres conseguir ese objetivo será a lo que tendrás que volver en ese momento en el que toques fondo y no tengas ganas de cumplir con las tareas.

¿Entiendes porqué es tan importante tenerlo muy, muy claro? Busca tus porqués y aférrate a ellos bien fuerte, ya que todos tenemos uno.

Bien, pues vamos a ello:

Paso 1: Tener claros cuáles son tus objetivos

Escribe en una hoja de papel los objetivos o metas que quieres conseguir. Si tienes una de nuestras agendas, en todas ellas hay hojas específicas dedicadas a esto todos los meses. Debes ser muy específico en la descripción de tus metas. Cuanto más específico seas, más fácil te resultará llevar a cabo un plan de acción. Por ejemplo: “Quiero bajar de peso” sería un objetivo poco específico. “Quiero perder 10 kg en los próximos 6 meses” es un objetivo mucho más específico y a la hora de implementarlo, te resultará más sencillo.

Como te comentaba antes, también debemos analizar los porqués de aquello que queremos. Siempre hay un motivo emocional para conseguir todas las cosas que queremos en la vida. Identificar cuáles son nos ayudará de una manera que no os podéis imaginar.

Objetivos para enero

Paso 2: Plazos

Este paso también es muy importante. Marcarte un objetivo sin poner un plazo es como si no hicieses nada. Ese plazo o fecha de finalización nos aportará una urgencia que deberemos cumplir, y solamente por esto nos sentiremos mucho más obligados a llevar a cabo todo lo necesario para conseguirlo. Os recuerdo que nuestra amiga la determinación tiene que ir detrás, pero a todos nos cuesta a veces enfrentarnos a las cosas que tenemos que hacer. Tener esta urgencia, será el empujoncito que nos ayudará en los momentos de flaqueza.

Para cada objetivo, establece un plazo para conseguirlo. Siguiendo con el ejemplo anterior “Quiero perder 10 kg en los próximos 6 meses”, estableceremos cuál es la fecha final para alcanzarlo.

Paso 3: Divide el objetivo en sub-tareas

Éste es el paso más complicado y que más tiempo te llevará. Nuestro objetivo principal es demasiado grande para alcanzar de forma inmediata, por lo tanto debemos dividirlo en bocaditos masticables, que no nos abrumen y para que no nos rindamos a la primera de cambio. Cuánto más sencillas sean las sub-tareas, más fácil nos resultará ir tomando acción.

Por lo tanto haz un esquema, divide el objetivo en sub-tareas, y éstas a su vez en nuevas sub-tareas, y así sucesivamente hasta que identifiques los pasos principales a seguir. Posteriormente puedes añadir más cuando surjan, pero ésta será tu hoja de ruta para ir empezando.

Una vez tengas éste esquema tendrás que establecer un orden de prioridades. Tendrás muchas tareas y habrá algunas que tendrás que hacer antes que otras. Te recomiendo que utilices el siguiente sistema: ABCDE ó 12345. Al lado de cada tarea escribe una letra o un número en función de su importancia y urgencia, o bien por el orden secuencial en el que debes llevarlas a cabo. Y no olvides establecer plazos para cada una de las tareas. Poco a poco irás viendo que el plan va tomando forma.

Si ves que la tienes muchas tareas y tu hoja se ha vuelto complicada, puedes pasarla a limpio en una hoja nueva. Es muy importante tener bien claro el orden y prioridad de todas las sub-tareas necesarias para implementar tu plan para conseguir tus objetivos. Una vez tengas todo muy, muy claro, entonces puedes ir al siguiente paso.

Paso 4: Escribe cada objetivo, tarea y sub-tarea en tu agenda

Haz uso de todos los calendarios y hojas de planificación mensual de tu agenda para establecer todas las tareas y los plazos en los que cumplirlos. Escribe todas las distintas tareas en el lugar correspondiente, de esta forma podrás tener claro qué tienes que hacer y cuándo.

Por esto es muy importante que hayas dedicado el tiempo necesario en el paso anterior, es importante que tengas claro el orden en el que debes cumplir esas tareas y cuáles tienen mayor prioridad.

Es cierto que tus tareas pueden ir cambiando sobre la marcha, por lo tanto no haría uso de las hojas de organización semanales con tanta antelación. Ya irás viendo día a día qué es lo que tienes que atacar en cada momento, pero tener por escrito cuándo harás cada cosa, te empujará hacia delante y de alguna manera te forzará a hacerla. Si no lo tienes por escrito es más fácil procrastinar, pero si está por escrito, tienes una sensación de obligación que te ayuda a cumplir con tus tareas.

Paso 5: Toma Acción!

Sin tomar acción e ir dando pasos no alcanzaremos nada. Y tampoco esperes a hacer las cosas perfectas, toma acción ya y luego perfeccionarás después. Lo importante es dar el primer paso y coger inercia. Una vez que empiezas es más fácil seguir, así que vuelve a tus porqués, no busques excusas y ¡dale caña! Piensa que sin tomar acción, nuestro objetivo nunca será más que un mero deseo.

Sin tomar acción, nuestro objetivo nunca será más que un mero deseo.

Paso 6: Revisa tus objetivos mensualmente y semanalmente

Según vaya pasando el tiempo deberás re-evaluar si tu hoja de ruta sigue en línea con tu objetivo o debes cambiar algo. Irás aprendiendo cosas sobre la marcha, e irás avanzando hacia lo que quieres, pero es posible que tengas que hacer algún ajuste.

Es posible que cambien tus prioridades, o surjan tareas que tienen más urgencia, por lo tanto no te saltes este paso ningún mes. Es más, me parece muy buena idea hacer este paso una vez a la semana y establecer cuáles son los objetivos más importantes para esa semana en concreto.

Cuánto más específico seas cada semana y cada día, apuntando todas y cada una de las tareas que debes llevar a cabo, más fácil te será ir tachando las cosas de la lista. ¡Y la sensación de tachar cosas de la lista es maravillosa, os lo aseguro!

Espero que este post os ayude a ser más eficaces y efectivos en vuestro día a día y a la hora de proponeros metas. No hay otra forma para llegar al siguiente nivel en nuestra vida que proponernos objetivos e ir a por ellos, sea cual sea ese objetivo para vosotros.

Sin Comentarios

PUBLICA UN COMENTARIO

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies